Vino Mar de Frades Albariño D.O. Rias Baixas

11.45 €

Añadir A La Cesta

Albariño Mar de Frades es un vino blanco elaborado con la variedad de uva Albariño, procedente de viñedos de Finca Valiña de la D.O. Rias Baixas. Color amarillo limón, con irisaciones verdosas. En nariz tonos cítricos maduros y tonos de flor de magnolio. Notas de manzanilla y hierba luisa, sobre compota de pera conferencia. Fondo salino y de eucalipto, característico.

Más detalles

30 otros productos de la misma categoría:

Más

La Bodega Mar de Frades nace en el año 1987 y su trayectoria es paralela a la de la Denominación de Origen Rias Baixas, cuando en los años ochenta un grupo de viticultores entusiastas de la zona, inició la recuperación de las variedades autóctonas, sobretodo de la Albariño.

Es una bodega pionera en la zona y representa la interpretación de la más arraigada tradición del Val do Salnés. Aquí es dónde comenzó la leyenda de los vinos varietales de Albariño y dónde, sin duda, se producen los vinos blancos característicos por su frescura e intensidad aromática.

Mar de Frades, término gallego para “Mar de los Frailes”, es también el nombre que recibe un lugar en la ría de Arosa, que se divisa desde su bodega y sus viñedos.

Sus viñedos en Finca Valiña se asientan sobre terrazas en la ladera sur del monte Valiñas, el lugar de orígen de las primeras cepas de albariño a orillas de la desembocadura del río Umia. Con más de 20 años de antigüedad, las cepas de albariño emparradas forman un tapiz alejado de la humedad del suelo, un suelo extremadamente pobre y poco profundo formado por arenas de descomposición de granito imprimen el carácter mineral a sus vinos, y que gracias al bajo rendimiento de estas cepas permite concentrar aún más la esencia auténtica del albariño. Se surten, además, de otros viñedos, situados en el valle del Salnés que cuentan con la supervisión, el asesoramiento y los estrictos controles de su equipo técnico.

Sus nuevas instalaciones inauguradas en el 2007, se encuentran a pie del viñedo Finca Valiñas, en la ladera de un monte en el centro del valle del Salnés y enfrentado a la ría de Arousa. Acompañando al desnivel de la finca, el edificio de Mar de Frades se integra en el paisaje revestido del gris granito tan característico y cubierto con cobre, bruñido por los rigores del clima gallego.