Whisky Jack Daniel's Tennessee 0.7 L.

18.40 €

Añadir A La Cesta

Su sabor inconfundible se debe a la suavización con carbón vegetal,es el proceso y consiste en hacer pasar muy lentamente el whisky recién elaborado a través de grandes recipientes completamente llenos con unos 3 metros (10 pies) de carbón de arce sacarino. El proceso dura 10 días y, durante este tiempo, el whisky absorbe la esencia del carbón, que refina la bebida y le proporciona un aroma único.

Más detalles

30 otros productos de la misma categoría:

Más

El whisky galardonado:

Allá por 1904, Jack Daniel decidió llevar su whiskey a la feria Internacional en St. Louis. La gente se preguntaba qué hacía allí este diminuto hombre de Tennessee. Pero pronto lo supieron. Se convirtió en la admiración de la feria al ganar la medalla de oro por “el whiskey más exquisito del mundo”. Y esto no terminó allí. A lo largo de los años, Jack Daniel's se ha traído a casa premios de competencias en todo el mundo.

  • 1904: Primera medalla dorada del whiskey Jack Daniel's en la Feria Internacional de St. Louis.
  • 1905: Primera medalla internacional ganada por Mr. Jack en Lieja, Bélgica.
  • 1913: Lem Motlow empezó a trabajar en Jack Daniel's y ganó esta medalla de oro en Gante, Bélgica.
  • 1914: Medalla dorada entregada durante la Exposición Angloamericana en Londres, Inglaterra.
  • 1915: Jack Daniel's recibió la certificación del Instituto de Higiene en Londres, Inglaterra.
  • 1954: Jack Daniel's recibió el premio Star of Excellence (estrella de la excelencia) en Bruselas, Bélgica.
  • 1981: Obtuvo la medalla de oro con hojas de palmera del Institut Pour Les Selections De La Qualite en

Amsterdam. La serie Gold Medal Decanter (serie medalla de oro) fue creada para conmemorar estos premios. Hay siete botellas de colección y cada una tiene la medalla por la que recibe su nombre. Busca estas botellas especiales de edición limitada con medalla de oro en tu licorería más cercana.

Proceso especial de suavización, un sabor maduro:

La suavización con carbón vegetal es el proceso utilizado para elaborar el whisky Tennessee, como Jack Daniel's. El proceso consiste en hacer pasar muy lentamente el whisky recién elaborado a través de grandes recipientes completamente llenos con unos 3 metros (10 pies) de carbón de arce sacarino. El proceso dura 10 días y, durante este tiempo, el whisky absorbe la esencia del carbón, que refina la bebida y le proporciona un sabor y un aroma únicos.

Jack Daniel siempre decía “Nos esforzamos para que nuestro logro diario sea cada vez mejor”. Para él, eso significaba suavizar su whiskey gota por gota a través de tres metros de carbón de arce sacarino. Todos sabemos que el tiempo no está relacionado con la madurez. Se aplica a las personas y también al whisky. La experiencia determina la madurez. Lo que le da a un whiskey su madurez y su color intenso, su carácter y su sabor son los procesos que experimenta mientras se encuentra dentro del barril y no simplemente la cantidad de tiempo que permanece allí. El suavizado de nuestro whiskey a través de 3 metros (10 pies) de carbón de arce sacarino, la elaboración de barriles propios y el almacenamiento en la bodega de maduración son elementos que contribuyen a la maduración de nuestro whiskey. El añejamiento por sí solo no es una medida confiable para determinar la calidad y el carácter de un whiskey. Es por eso que nuestros catadores nos informan cuándo el whiskey está listo. Juzgamos su calidad de la misma manera que tú: con un sorbo.

Dejen de llamarme así:

"Sour Mash" o Mosto ácido no es la denominación de un tipo especial de whisky, como cree la mayoría de la gente. En realidad, el nombre hace referencia a las similitudes entre la elaboración del whisky y la elaboración del pan agrio. En ambos procesos, una porción del lote anterior se utiliza para comenzar el lote siguiente, a fin de mantener la uniformidad. Todos los whiskys bourbon y Tennessee se elaboran utilizando el proceso “sour mash”

Los mejores barriles:

Los barriles de whisky se fabrican con roble blanco de América debido a que esta madera tiene la combinación perfecta de compuestos para crear el whisky más exquisito. Estos compuestos, a los que se hace referencia de esta manera por tener nombres realmente complicados, quedan expuestos cuando el interior del barril es carbonizado con fuego directo.

Mientras el whisky se añeja dentro del barril, la madera se contrae y expande (como todo) según los cambios climáticos que se produzcan en su entorno. Mientras esto ocurre, el whisky entra y sale de la madera y la combinación de elementos expuesta se mezcla con el whisky. La mezcla da al whisky un sabor ahumado y una coloración ámbar.

No es cualquier barril, es nuestro barril:

Un factor importante en la elaboración de nuestro whiskey de calidad es fabricar un barril de calidad. Es por eso que le dedicamos el mismo cuidado y atención a la fabricación de barriles que a la elaboración de los productos Jack Daniel's. Comenzamos escogiendo el mejor roble blanco para las duelas del barril. Nuestros artesanos unen las duelas manualmente y luego tuestan y queman cuidadosamente el interior del barril para caramelizar las azúcares naturales de la madera. El roble tostado le da al whiskey su intenso color ámbar y su distintivo sabor y acabado. Sólo le confiamos nuestro whiskey a un barril de roble blanco. La calidad del barril es tan importante para nosotros que somos la única destilería que invierte en el trabajo y en los gastos que implica fabricarlos.

Lo que el aire se lleva:

Mientras el whisky se añeja, los barriles de whisky "respiran". Debido a este fenómeno, entre ocho y diez por ciento del volumen de alcohol se pierde por evaporación durante el primer año. La evaporación continúa en los años siguientes a una tasa de entre cuatro y cinco por ciento por barril. Un buen whisky puede perder aproximadamente treinta por ciento de su volumen original para el momento en que está listo para ser embotellado.

Una botella para líneas cuadradas para un shooter (tirador) tradicional:

Jack Daniel, en un principio, embotellaba su whiskey en jarras de barro. A fines de la década de los años setenta, del siglo XIX, las botellas de vidrio eran la sensación; entonces el Sr. Jack diseñó una botella de vidrio, redondeada, de tamaño convencional y con el nombre de la destilería grabado en ella. Pero esto no lo conformó por mucho tiempo. Su whiskey era diferente y pensó que la botella que lo contuviera también debería serlo. En 1895, encontró lo que buscaba cuando un vendedor de Alton Glass Company le mostró una inusual botella rectangular con un cuello acanalado. Cuenta la leyenda que el Sr. Jack dijo que, ya que él era una persona recta, su whiskey vendría en una botella con líneas rectas. Más de 100 años después, la botella rectangular continúa siendo un símbolo de la herencia inigualable de Jack Daniel. En lo que respecta al Sr. Jack, continuó siendo un aficionado a las botellas y siguió lanzando al mercado botellas conmemorativas vistosas en ediciones limitadas. En la actualidad, la destilería lleva adelante esta tradición y elabora botellas decorativas de vez en cuando. Algunas de las botellas son homenajes a los logros del Sr. Jack y otras captan el espíritu y estilo de la época que representan.

La combinación de Jack Daniel's con la música:

En 1892, Jack Daniel formó la Silver Cornet Band para atraer a las multitudes a Lynchburg Square y a sus dos tabernas: The White Rabbit y The Red Dog. Consiguió todos los instrumentos, incluidas las cornetas, por supuesto, del catálogo de Sears and Roebuck por menos de 300 $ e hizo pintar Old No. 7 de Jack Daniel's en un lado del tambor. Los trece “músicos” que formaban la banda no eran músicos estrictamente hablando, sino pueblerinos de Lynchburg. A pesar de su falta de experiencia, la banda era buena, y a la vez, conocida y amada en toda la región. La Silver Cornet Band de Mr. Jack incluso llegó a tocar la música de la campaña del candidato presidencial William Jennings Bryan y del candidato a gobernador Robert Love Taylor. La banda se disolvió cuando comenzó la primera Guerra Mundial y los hombres de Lynchburg se alistaron como voluntarios en las fuerzas armadas. A pesar de que la música de la banda terminó, su historia perdura.