Drambuie Licor 0.70 L.

16.85 €

Añadir A La Cesta

¡En descuento!

El drambuie , en gaélico «la bebida que satisface», es un licor de origen escocés basado principalmente de whiskymiel, hierbas aromáticas y especias (comúnmente azafrán y nuez moscada). Posee un tono amarillo y ámbar brillante con aromas que recuerdan al regaliz y a la miel. Con 40º de alcohol se sirve solo, en cócteles o se utiliza en la preparación de distintos platos y postres.

Más detalles

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

30 otros productos de la misma categoría:

Más

Historia

 
 

Creación y el príncipe Carlos Estuardo

La bebida data del siglo XVIII. Fue especialmente elaborada para el príncipe Carlos Estuardo de Inglaterra y Escocia también conocido como Bonnie Prince Charlie, de la dinastía de los Estuardo, a fin de crear una bebida para distinguir a la élite.

Durante aquella época en Europa, sobre todo los tribunales Reales, los licores se empleaban como digestivos, como bebidas espirituosas de sobremesa, generalmente condimentadas con hierbas, especias y azúcar. El príncipe solía llevar consigo esta bebida, a la que denominaba eau de vie, atribuyéndole propiedades curativas.

Actualmente, el drambuie tradicional se produce en la localidad de Kirkliston, a las afueras de Edimburgo. Se elabora con una combinación de whiskies, ya sean de un solo tipo de cebada (single-malt whiskies) o mezclando distintos tipos de este cereal. Hay que destacar que el drambuie es uno de los pocos licores en el mundo que no precisa añadir alcohol en su composición.

El proceso de elaboración tradicional comienza en barriles de madera que contienen una mezcla específica de güisquis escoceses, generalmente de malta y envejecidos entre 15 y 17 años. En una segunda etapa se añade la miel, normalmente de brezo. En una última etapa, se añade la mezcla secreta de hierbas y especias de la familia McKinnon. El proceso de producción termina con la filtración de las impurezas que las hierbas y especias han dejado en el licor y con el posterior embotellado.

Las hierbas y la miel que participan en su elaboración, le conceden un carácter especiado, condimentado sin recrearse demasiado en lo dulce. Este licor cuenta también con una versión a la crema, también muy popular, que se consume normalmente como añadido a un helado de vainilla o sobre fresas o con crema chantilly.